a)      Estar registrado en la Dirección Provincial de Biodiversidad de la Secretaría de Estado del Ambiente y Desarrollo Sustentable, como “Comerciante de Cotorra común”, donde se les hará entrega del certificado que lo habilita para ejercer dicha actividad y una planilla donde llevarán un control de ejemplares adquiridos y vendidos para ser exhibido ante personal de la Secretaría de Estado del Ambiente y Desarrollo Sustentable cuando ésta así lo requiera.

b)     Cerciorarse de mantener a los ejemplares en buen estado de salud, lo que implica que dichos animales deberán estar en jaulas/cajas cómodas (no más de veinte animales por jaula/caja de 60 cm. x 60 cm.), al resguardo del sol, con alimento y agua limpia a disposición.

c)      Las cotorras que se permiten vender serán sólo aquellas que tengan cobertura completa de plumaje (incluso plumas tectrices), lo que indica edad suficiente para alimentarse por sí solas, prohibiéndose la venta de aquellos ejemplares que no reúnan estos requisitos.

d)     Estar informados en cuanto a zoonosis que pudiesen transmitir dichos animales y comunicarlo a los compradores.

Es importante destacar que esta especie posee gran presión de caza y, al regular su comercialización, reducimos el estrés de estos ejemplares, asegurando su bienestar durante la captura, tenencia y venta de los mismos; lo que conlleva a la disminución de riesgo de contraer enfermedades por inmunodepresión, como es el caso de la Psitacosis.

Cabe aclarar que la Secretaría de Estado del Ambiente y Desarrollo Sustentable sólo habilita al comerciante para la venta de estos ejemplares mientras cuente con todos los requisitos y NO es quien autoriza a los mismos a realizar dicha comercialización en la vía pública, ya que sólo la Municipalidad de cada Departamento de Catamarca es Autoridad de aplicación para autorizar, o no, este tipo de actividades.

300x250 obras

300x250

banner plus noticias

banner gobierno 300x250

banner telam